Consejos para tragamonedas


Hay un gran mito entre los jugadores de tragamonedas: dicen que es posible desafiarlas y vencerlas. Pero es sólo eso: un mito. Ganar en las tragamonedas en línea es posible, pero siempre hay que tener en cuenta que el juego fue diseñado con esta premisa: la diversión es para el jugador, pero la mayor parte del dinero es para el casino, ya que las probabilidades y las estadísticas juegan a favor de la casa de juego.

Sin embargo, a no desesperar: hay muchas cosas positivas acerca de las tragamonedas: los premios, los pagos, los miles de felices ganadores, los bonos y las promociones. Y eso es por poner tan solo unos pocos ejemplos. Por eso, cuando comencé a jugar no vi razón por la que no debería probar suerte y con el correr del tiempo, he comprobado que jugar tragamonedas en línea fue una buena decisión en términos de los incontables buenos momentos que he pasado.

Por eso, no deseo que te dejes engañar por los estafadores y los supuestos trucos que dicen que podrás ganar miles de dólares en cuestión de minutos por jugar tragamonedas. Se trata de unjuego de azar, así que no compres métodos mágicos: ¡la suerte no está a la venta!

No me canso de repetir estos conceptos porque conozco los abusadores que hay por allí. Hay quienes intentan estafar a los jugadores en línea por todos los medios, gente sin escrúpulos que intentará entusiasmarte con promesas falsas acerca de este juego fascinante que puede darte horas y horas de sana diversión, pero sólo si juegas de manera mesurada y realista.

Entonces recuerda que, ya se trate de tragamonedas en línea o de las tradicionales que podrías hallar en tu casino local, la máquina va a ser lo único que determinará si eres un ganador o un perdedor. La compra de un sistema escrito por un "experto" en tragamonedas online puede ser una manera rápida de perder su dinero, aún más rápida que si apostaras a las tragamonedas en línea a tontas y a locas.

Sin embargo, hay ciertos consejos que pueden ayudarte a incrementar tus chances de ganar e, incluso, a incrementar el monto de tus ganancias. Por ejemplo cuando juegas tragamonedas online, a menos que dispongas de un presupuesto para jugar demasiado pequeño,siempre coloca la apuesta máxima para poder hacerte del bote mayor en caso de ganar.

Mi conclusión sobre este asunto es: si juegas tragamonedas en línea por la diversión y el entretenimiento que puedes conseguir, has de ganar. Si juegas para ganar ciertos premios en efectivo, has de ganar. Sin embargo, si juegas tragamonedas en línea para ganar miles de dólares inmediatamente, perderás.

Y mi consejo final es: olvídate de la llamada “suerte de principiante”, dado que ese también es un mito que, aunque fuera cierto, no podrías sostener con el paso del tiempo. Por eso, juega tragamonedas por diversión y no esperes grandes sumas de dinero instantáneas sino algunos interesantes premios y bonos aquí y allá. Y si llega el bote progresivo, ¡muchísimo mejor!